a

Somos una startup de tecnología dedicada a la transformación digital. Especializados en desarrollo de aplicaciones móviles, desarrollo web a medida y marketing digital.

Últimas noticias
Síguenos
Armadillo Amarillo > Gestión de empresa  > Por qué el outsourcing tecnológico es una opción

Por qué el outsourcing tecnológico es una opción

Ahora que está tan de moda la transformación digital indagaremos algo más sobre este paradigma que a todos nos tiene tan ocupados y, en ocasiones, tan liados. En particular, esta vez me gustaría contaros uno de los principales quick wins que se produce en una de las etapas de adopción de la transformación digital: la externalización de servicios o outsourcing como mecanismo para incorporar conocimiento a la empresa.

Si tomamos como referencia uno de los roadmaps de transformación digital publicados por Gartner:

Una de las principales etapas de la transformación digital es cuando te das cuenta que la demanda de trabajo como input en tu equipo (ventas, cliente interno…) tienes que garantizar que queda cubierta con el conocimiento de tu propio equipo como herramienta para conseguir finalizar el objetivo. En este punto sólo las grandes compañías disponen de un plan B, C y D en la selección de capacidades de un equipo para afrontar proyectos de tan diferente índole como la que se dan hoy en día en un equipo de IT. Las, no tan grandes, debemos buscar alternativas y una de ellas es incorporar el talento, outsourcing, aunque no sea de tu propio equipo.

Ante este problema se presentan dos soluciones: si el proyecto nos lo permite podemos realizar una ronda de formación interna para incorporar el conocimiento o contratación para incorporar talento directamente al equipo. Sin embargo, estas soluciones son costosas en tiempo por lo que no siempre son factibles en determinados proyectos. Es en este tipo de situaciones cuando la externalización del servicio mediante outsourcing se presenta como una de las mejores alternativas.

Dicho esto, la externalización de servicios permite además mantener el “foco” en lo que tu equipo tiene que hacer, externalizando las partes de tu proyecto que no son competencia de tu equipo y no son objetivo estratégico. La externalización permite ahorrar costes en el tiempo cuando se trata de tareas de duración determinada con un margen asumible sobre el presupuesto final y permite controlar el coste directo de nóminas y aprovisionamiento.

Desde luego no todo es fácil: se debe seleccionar bien el proveedor de outsourcing que se adapte a la metodología de trabajo de tu propio equipo y/o que comparta su forma de trabajar dado que finalmente formará parte de tu equipo. Además, la distancia es un grado de dificultad añadida por lo que hay que estar atentos en la metodología de seguimiento de proyectos para que, ni esfuerzo ni calendario se salgan de los márgenes establecidos.

Javier Fernández

Armadillo Originario. Apasionado del mundo mobile, seducido por la forma <em>agile</em> de hacer las cosas y enamorado del trabajo bien hecho.

No Comments

Leave a reply