a

Somos una startup de tecnología dedicada a la transformación digital. Especializados en desarrollo de aplicaciones móviles, desarrollo web a medida y marketing digital.

Últimas noticias
Síguenos
Armadillo Amarillo > Gestión de empresa  > Usar auriculares en la oficina, ¿sí o no?

Usar auriculares en la oficina, ¿sí o no?

No existe una normativa específica que regule el uso de auriculares dentro de una oficina, así si se permite o se prohíbe lo decide cada empresa particular. Hacer un buen uso de ellos depende en gran medida del sentido común, por lo que muchas empresas deciden prohibirlos. En nuestro caso no sólo está permitido, si no que es recomendable, y hoy os explicamos cuáles, según nuestra experiencia, son algunos de los beneficios de usar auriculares en la oficina.

Antes decíamos que el buen uso de los auriculares depende del sentido común. Por ejemplo, en puestos en los que hemos de atender el teléfono, no debemos usar auriculares porque podríamos no escuchar el teléfono si suena, y si descolgamos sin parar la música, nuestro interlocutor puede oírla. Otro problema puede ser que todos estemos escuchando música alta y suene el timbre o teléfono de la oficina y nadie se entere… Es importante tener una serie de buenas prácticas (que además son saludables) como no ponerse la música muy alta, o usar auriculares que no aíslen del todo del exterior, aunque una vez superada esta barrera, todo son ventajas!

Ayudan a concentrarse

Hay a quien escuchar música mientras trabaja le distrae, y hay otras personas que no pueden trabajar sin cascos (como yo!). En cualquier caso, la mayoría de la gente agradece el poder ponerse los cascos y aislarse un rato durante la jornada laboral.

Aíslan del ruido… y de los demás

Muchas veces la vida en la oficina es ruidosa: personas hablando, teclados aporreados frenéticamente, reuniones, gente hablando por teléfono, la cafetera… Ese ruido cotidiano en el que muchas veces no nos fijamos, puede estar haciendo que nos falte concentración. El mero hecho de llevar los casos puestos, hace que nos centremos más en lo que estamos haciendo (incluso sin estar escuchando música), pero además tiene un efecto «Do not disturb» sobre los demás. Si alguien te ve con los cascos puestos, decidirá si lo que tiene que decirte es importante como para interrumpirte en ese momento, o si bien es mejor dejarlo para más tarde o escribirte un correo para que lo veas cuando «vuelvas».

Este tipo de cuestiones pueden hacernos ahorrar bastante tiempo, y además harán que estemos más cómodos en nuestro puesto de trabajo.

Motivador e inspirador

Que los empleados puedan escuchar su música hace que estén de buen humor, y que puedan escoger qué escuchar cada uno en cada momento (hilo musical no por favor…) hace que puedan cambiar su estado de ánimo, y así ser más productivos.

Además, al escuchar música tendremos menos distracciones, tenderemos menos a hablar con el compañero cuando no es necesario y habrá más silencio en general, lo cual aumenta la productividad de toda la oficina.

Mejoran el ambiente de trabajo

Por último queremos contaros uno de nuestros secretos: #songsbox. En Armadillo Amarillo usamos Slack como herramienta interna de comunicación, y tenemos un canal público que se llama #songsbox, en el que todos podemos compartir canciones, y los demás pueden escucharlas. De esta forma aprendemos a conocer mejor a nuestros compañeros (Ah! Candela y su Reggaeton! Jesús y sus bandas sonoras!), nos distraemos y de paso, conocemos música nueva.


Y a ti, ¿usar auriculares te ayuda a concentrarte o te distrae?

 

Carlos Cuadrado

Armadillo Originario. Licenciado en sociología, emprendedor, apasionado de la tecnología... y motero.

No Comments

Leave a reply