a

Somos una startup de tecnología dedicada a la transformación digital. Especializados en desarrollo de aplicaciones móviles, desarrollo web a medida y marketing digital.

Últimas noticias
Síguenos
Armadillo Amarillo > Desarrollo Software  > ¿Cómo mejorar la usabilidad de tu sitio web?
Mejorar la usabilidad de tu sitio web

¿Cómo mejorar la usabilidad de tu sitio web?

En un mundo digital en el que conviven millones de páginas web, es importante marcar la diferencia con tu competencia. Tienes que mejorar la usabilidad de tu sitio web, es decir, conseguir que los usuarios se sientan cómodos al visitarla, conservarlos y que vuelvan recurrentemente.

Son muchas las páginas con problemas de usabilidad. Para que sepas por dónde empezar, hoy te damos 10 consejos para tener el mayor éxito con tu página, basados en distintos criterios de usabilidad web.

¿Cómo mejorar la usabilidad de tu sitio web?

 

Experiencia de usuario: acorta el camino

¿Por qué poner las cosas complicadas al usuario cuando se las podemos poner fáciles?

Uno de los principales criterios de usabilidad de una página web es la facilidad que ofrece a sus usuarios. Haz siempre un esquema de navegación con los caminos más frecuentes que un usuario seguirá en tu página, e intenta que tenga que hacer el menor número de clics posibles entre un punto y otro.Esto es importante pero no te obsesiones con ello, porque por acortar el camino puedes hacer que el usuario se pierda. Sólo intenta no dar vueltas innecesarias.

Accesibilidad y usabilidad web

Intenta que el usuario no se pierda, facilitándole en todo momento la navegación dentro de tu sitio. Tendemos a pensar que el usuario llega a nuestro sitio web directamente a la página de inicio, y trazamos rutas desde allí, pero lo más normal es que llegue a través de un buscador o un link desde otra página, y una vez allí no sepa bien qué hacer.

Para ello, ofrécele distintas opciones de navegación, como:

  • Una caja de búsqueda visible en todas las páginas.
  • Utiliza breadcrumbsmigas de pan, para que sepa en qué punto de la navegación se encuentra.
  • Siempre que sea necesario utiliza botones para volver o avanzar.
  • Si quieres que siga varios pasos, utiliza un wizard o elementos similares (por ejemplo a la hora de realizar un pago).
  • Aprende a utilizar los modalspopups, si abusas de ellos puedes despistar al usuario, pero en muchas ocasiones le facilitarán pequeña cantidad de información sin moverse del sitio.

 

Test de usabilidad para sitios web

¿Cómo medir  la usabilidad de un sitio web? Si quieres mejorar tu web y no sabes por donde empezar, o qué cambios debes aplicar, intenta comprobar si tu web cumple con los estándares de páginas webs – técnicos y de diseño. Una buena opción es realizar un test en el estándares de creación de páginas web W3c y comprobar qué puedes corregir para adecuarte a los estándares.

Aprende a discriminar alertas graves (como una etiqueta mal cerrada, o contenido que no es accesible para personas con discapacidad) o pequeñas sugerencias de mejora (como el uso de headings en vez de párrafos para enfatizar contenido) a la hora de priorizar los cambios que quieres acometer en tu web.

 

Mejora el tiempo de carga de la web

Aunque las conexiones a Internet mejoran cada vez más, es imprescindible que tu página cargue rápido, sobre todo en dispositivos móviles (que generalmente tienen conexiones más lentas como el 3G). El tiempo de carga es un buen criterio para medir la usabilidad web. Un tiempo de carga de entre 2 y 3 segundos para una web comercial es aceptable, pero hay que priorizar la carga del contenido relevante para el usuario. Una reducción del tiempo de espera, implica una gran mejora de la usabilidad.

Puedes comprobar el tiempo de carga de tu sitio con herramientas como el test de velocidad para páginas web Google Speed Test, o las herramientas para desarolladores de Pingdom.

 

Estructura de enlaces adecuada

Intenta que tus enlaces externos se abran siempre en una ventana nueva (así el usuario sabrá que está saliendo de tu sitio, y al cerrar la ventana volverá el punto en el que estaba). Y sobre todo cuida mucho la estructura de enlaces internos. Una visita que ha llegado a un punto de tu sitio web, puede encontrar relevantes otros contenidos, que no encontraría si no le facilitas el acceso. Para este punto puede ser útil un mapa web de tu sitio, sobre todo si tiene mucho contenido.

 

Diseño web responsive

El tamaño sí importa. Y si, nos estamos refiriendo al tamaño del dispositivo…

Tanto si tu web es una página con diseño responsive, como si tienes una versión específica para móvil, tienes que cuidarla. Comprueba que el contenido se visualiza adecuadamente en varios dispositivos y varias resoluciones. También, comprueba que los botones, enlaces e imágenes tienen el tamaño adecuado en la versión móvil. Un diseño web adaptable y responsive supone un gran cambio frente a aquellas webs que se mantienen estáticas y permite mejorar la usabilidad de tu sitio web en gran medida al igual que la usabilidad web móvil. Recuerda que cada vez que crees contenido nuevo en tu web debes revisar si se visualiza correctamente en todas las resoluciones para las que está preparada.

 

¿Diseño o contenido?

No debes descuidar ninguno de los dos aspectos, pero siempre debes estudiar a tu audiencia y saber por qué te visitan. No es lo mismo una página en la que quieres leer sin distracciones (por ejemplo un blog, o un foro sobre un tema concreto) o un sitio de ecommerce en el que debes llamar la atención del usuario con elementos muy visuales, e intentar convertir esa visita en una venta.

En cualquier caso has de cuidar el diseño y experiencia de usuario  de tu web  aunque sea un sitio en el que prime el contenido, sin descuidar la calidad de los textos y palabras clave si es un sitio en el que quieres primar el diseño. Considera, si no lo has hecho tras leer el apartado anterior, si necesitas una app o web responsive para mejorar el diseño y la usabilidad.

 

Combina colores para web

Debes aprender algo: tus colores corporativos no siempre pueden reutilizarse en tu página.

La elección de colores web es importante para facilitar al usuario la lectura, con contrastes adecuados entre la tipografía, el fondo y el diseños de iconos web. En eso tus colores corporativos no tienen por qué ser un aliado.

Además, una vez escojas qué colores vas a usar en cada elemento, haz un uso consistente de ellos. Los enlaces han de tener un color diferente al texto, pero han de tener siempre el mismo para que el usuario los reconozca con facilidad.

Lo mismo sucede con los botones en sus distintas versiones (botones para guardar siempre del mismo color, botones para volver siempre del mismo color, etc.) y sobre todo cuida mucho lo elementos Call to action, intenta usar colores vivos o llamativos que llamen la atención del usuario para invitarle a hacer clic. Aunque suene absurdo, la psicología del color en páginas web es muy importante.

 

Tipografía web

La elección de tipografías para un sitio web es importante por dos motivos. En primer lugar, ha de ser una tipografía legible y atractiva para el usuario (aunque me veo tentado,  no hablemos de Comic Sans en este punto…), con un correcto espaciado entre caracteres, y que no canse la vista al leerla.

En segundo lugar, es muy aconsejable el uso de una tipografía web. Si usamos una tipografía poco común y el usuario no puede visualizarla en su dispositivo, esto implica que lo que verá no tendrá nada que ver con lo que tu querías mostrar. El resultado puede ser poco menos que desastroso…

En este punto es útil utilizar recursos como Google Fonts, que nos permitirán usar tipografías muy atractivas que no tienen por qué estar instaladas en el equipo del usuario, pero hemos de tener en cuenta que desde el cambio de las directivas de seguridad en algunos navegadores (CORS), puede que no se visualice adecuadamente, así que deberemos hacer pruebas con varias fuentes para comprobar que el resultado es aceptable para una perfecta visualización de la plantilla para tu página web.

Además del tipo de letra, siempre hemos de cuidar el tamaño del texto, para sea legible en cualquier dispositivo, y para que sea adecuado al elemento que estamos utilizando (título, párrafo, label…).

Recuerda que puedes (y debes) combinar distintas tipografías para distintos espacios web, pero has de usar siempre la misma para cada uno de ellos.

 

Y sobre todo… usa el sentido común

Parece lo más obvio, pero es el mejor de los consejos. No intentes aplicar un conocimiento muy técnico o realizar un estudio muy en profundidad para pensar en cómo diseñar una página web o generar contenido, siempre párate un segundo y usa el sentido común.

Piensa que los visitantes de tu web son personas, y como usuario seguro que se te ocurre qué querrían encontrarse al llegar a tu página.

Después de haber leído todos nuestros consejos y criterios, ¿conoces más recomendaciones para mejorar la usabilidad de tu sitio web que quieras compartir con nosotros?

Carlos Cuadrado

Armadillo Originario. Licenciado en sociología, emprendedor, apasionado de la tecnología... y motero.

No Comments

Leave a reply