a

Somos una startup de tecnología dedicada a la transformación digital. Especializados en desarrollo de aplicaciones móviles, desarrollo web a medida y marketing digital.

Últimas noticias
Síguenos
Armadillo Amarillo > Gestión de empresa  > Y para tu proyecto, ¿necesitas una web o una app?

Y para tu proyecto, ¿necesitas una web o una app?

Muchas pequeñas, medianas y grandes empresas se encuentran en pleno proceso de transformación digital y, en este punto, o en el momento en el que empezamos un proyecto nuevo desde cero, nos planteamos muchas dudas respecto a qué elementos tecnológicos debe tener nuestro proyecto.

Lo más importante es definir bien en qué consiste el proyecto y tener definidos todos los puntos que vamos a necesitar, incluyendo el nombre de marca, el business plan, cuál es nuestro target, qué hace nuestra competencia, si la hay, e incluso si vamos a incluir la integración con un wearable. Con toda esta documentación definida viene la pregunta clave, ¿qué es mejor para mi proyecto, una web o una app?.

En primer lugar, el presupuesto influye mucho. Si el presupuesto no es un problema, lo ideal es usar cada tecnología para lo que está diseñada (por ejemplo una app en nativo y una plataforma web desarrollada en Laravel o Angular). Si, en cambio, tenemos un proyecto por fases en las que queremos invertir paso a paso y reaprovechar código para fases posteriores (por ejemplo, hacer primero una aplicación móvil y después una plataforma web con las mismas funcionalidades) entonces convendrá hacerse la pregunta.

Hoy tratamos de responder a esta pregunta dando algunos datos.

Beneficios de una web respecto a una app

Muchos proyectos, sobre todo en fase de idea, se plantean salir directamente con una aplicación móvil en vez de hacer un desarrollo web. Esto no es una mala idea, pero principalmente depende del tipo de proyecto que se vaya a llevar a cabo y de cuáles son sus usuarios finales.

Un desarrollo web puede encajar muy bien en un proyecto, dependiendo del tipo, en estas variantes:

También, por ejemplo, puede suceder que te pares a pensar y descubras que el Excel no es una opción y decidas hacer un desarrollo que mejorará los procesos dentro de tu empresa, en ese caso la mayoría de las veces la mejor opción es una web.

En otras ocasiones en las que tu plataforma está orientada al gran público y tienes que ofrecer funcionalidades complejas al usuario, puedes plantearte un desarrollo web, siempre que el proyecto no tenga necesidades específicas que sólo pueda cubrir un desarrollo mobile, en el siguiente apartado vemos cuáles son.

Beneficios de una app respecto a una web

Al hacer el análisis de especificaciones y de experiencia de usuario de un proyecto debemos saber detectar qué funcionalidades son específicas de una aplicación móvil (dependen de un terminal móvil), aquí están las más comunes:

  • Uso de los sensores del dispositivo (como el giroscopio, acelerómetro e incluso la cámara).
  • Experiencia de usuario: en ocasiones necesitamos que la experiencia de usuario sea 100% móvil, ya que los usuarios de la plataforma así lo van a esperar.
  • Respecto al diseño, en ocasiones vamos a un target concreto (por ejemplo, usuarios de iPhone) y nos puede hacer decantarnos por un desarrollo nativo (o no… ya que la tecnología Cross está muy avanzada y no hay excesiva diferencia).

En relación con el último punto, una vez decidido que una app es la mejor opción, debemos decidir si necesitamos hacerla en código nativo o cross. Esta diferenciación es necesaria cada vez  menos, ya que actualmente se puede hacer casi de todo en cross (desde nuestra experiencia el 95% de nuestros proyectos mobile se pueden hacer descartando el código nativo, con el consiguiente ahorro de costes).

Por último, hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, el presupuesto de una app es mayor que el de una web, aunque cuanto más complejo sea el proyecto más similares van a ser.

Opciones intermedias

Hay opciones intermedias que pueden ser muy buena opción dependiendo del tipo de proyecto. Si, por ejemplo, queremos desarrollar una app pero en una fase posterior vamos a hacer una plataforma web con las mismas funcionalidades o bien vamos a hacer un desarrollo web con una app como complemento al proyecto.

Siempre y cuando las funcionalidades que requieran del terminal no sean muy complejas, podemos contemplar otras alternativas como:

  • Hacer una web responsive: la limitación es que los usuarios deberán acceder al navegar si entran desde un terminal móvil, y tendrá que estar muy bien diseñada para que la experiencia de usuario sea la apropiada.
  • Utilizar un framework para hacer un desarrollo web que sirva como app (las webapps, o webs encapsuladas en móvil). Cada vez son más las empresas que se decantan por esta opción (como Facebook o ING) ya que las opciones que tenemos para ello son muchas, como PWA (Progressive Web Apps de Google), Angular o Polymer entre otras.

En cualquier caso es importante no perder de vista la importancia de la usabilidad en cualquier tipo de proyecto para no perder usuarios por uso incómodo o diseño inapropiado.

Conclusiones

Como decía al principio, la elección depende mucho del presupuesto y del tipo de proyecto. Hay que definir bien desde el principio la amortización de la inversión según la tecnología utilizada, o saber buscar inversión para nuestro proyecto antes de comenzar con él.

Si el presupuesto no es un problema, la elección es clara en cada caso: nativo o cross para aplicaciones móviles y un buen framework para web, ya sea WordPress, Laravel o la mejor opción según el proyecto.

Carlos Cuadrado

Armadillo Originario. Licenciado en sociología, emprendedor, apasionado de la tecnología... y motero.

No Comments

Leave a reply